mariposario-4

Un lugar con biología en el aire

Dentro de las especies de insectos, contamos con uno en particular que pasa por tres etapas que representan perfectamente la transformación: nos referimos a las mariposas. Insectos coloridos que causan curiosidad por tocarlos, verlos volar de manera libre, seres tan inofensivos que se desplazan con tanta ligereza de los cuales tenemos la fortuna de disfrutar.

Tenemos al alcance lugares cercanos como es el recinto educativo llamado “Mariposario”, que se encuentra ubicado en el Jardín Botánico Benjamín Francis Johnston de la ciudad de Los Mochis, mejor conocido como el Parque Sinaloa.

Judith León, guía del mariposario, lugar donde se encuentran varias especies de este insecto revoloteando, nos explicó más sobre ellas en un recorrido guiado y al mismo tiempo nos habló acerca de cuál es el objetivo de este espacio de aprendizaje:

“Más que un mariposario, somos un recinto educativo que manejamos distintas temáticas; entre ellas la cultura yoreme-mayo mediante recorridos. Y también aquí reproducimos algunas especies de mariposa, como por ejemplo la mariposa “cuatro espejos” que es una especie regional y que tiene importancia cultural debido a que en su ciclo de vida la larva elabora un capullo a base de seda que se utiliza para hacer el tenabare. (…) tenemos algunas especies de insectos disecados y algunos más que son para superar el reto como son Rosy y Hércules, un escorpión y una tarántula, que son manipulables y completamente inofensivos. En conclusión esto es un recinto educativo de exhibición y reproducción de especies de mariposas”.  explicó la bióloga.

La bióloga comentó que ese lugar comenzó hace cinco años con la reproducción de la mariposa cuatro espejos, debido al peso cultural que esta conlleva. Explicó cómo fue que llegaron las mariposas, cuáles son los cuidados  que  necesitan y cómo se se encargan de cubrir.

“Se compra el pie de cría y ya nosotros empezamos a reproducirlas, para esto debemos tener conocimiento acerca de la reproducción de la especie. Aquí aquí nosotros les damos el mantenimiento a la especie, la reproducimos, producimos la planta hospedera, recolectamos huevecillos y larvas, y al final que nazca la mariposa; de hecho las mariposas que se ven volando aquí se están reproduciendo aquí en el recinto educativo”.  Comentó León encargada del mariposario.

Judith León explicó que por el momento se cuentan con pocas especies de mariposas en el recinto, sin embargo también comentó que planean conseguir más especies para cumplir la expectativa general de la gente, de entrar al lugar y encontrarse con un lugar lleno de mariposas volando por todos lados, pero resaltó que es importante investigar el clima y los cuidados que se necesitan.

En este espacio no solo se encargan de mantener a las mariposas en buen estado, sino que también buscan impartir talleres de arte en bule, y por supuesto de ofrecer recorridos guiados en sus diferentes horarios a las personas interesadas en conocer este espacio. Te invitamos a visitar este recinto educativo porque tú también puedes vivir de cerca la magia de conocer un lugar con biología en el aire.