kahlo_frida_1

Recordando el talento Mexicano: Frida Kahlo y su historia

El 6  julio es una fecha para conmemorar no sólo el nacimiento de Frida Kahlo, sino el nacimiento de una mujer que marcó la historia de nuestro país con su arte y su compleja historia de amor, una mujer que para muchas es un ejemplo de lucha, dedicación y fortaleza que a pesar de las circunstancias no se rindió y dejó huella como una de las pintoras más reconocidas de México.

Su historia, la personalidad que la caracterizaba y su gran talento la convirtieron en un ícono para la mujer, y este 6 de julio se cumplieron ciento once años de su natalicio; por ello a continuación recordaremos algunos datos curiosos sobre su vida y la huella que dejó en este arte.

Magdalena Carmen Fridakhalo Calderón (Frida Kahlo) de ascendencia húngaro-alemana y mexicana, nació el 6 de julio de 1907 en la Ciudad de México, teniendo como residencia la que hoy es conocida como “La Casa Azul” (Museo de Frida Kahlo)  siendo la tercera de cuatro hijas.

A la edad de seis años padeció poliomielitis, una enfermedad que causó que su pierna derecha quedara más corta, haciéndola víctima de burlas. El 17 de septiembre de 1925, con sólo 18 años de edad, tuvo un trágico accidente que tuvo consecuencias graves para ella.

Por las lesiones y la inmovilidad en la que se vio sometida, Frida comienza a pintar y empieza a relacionarse con diversos artistas, entre ellos el que sería el amor de su vida, el reconocido muralista “Diego Rivera”, con el que contrajo matrimonio en 1929.

Al contrario de los pintores de la época que se enfocaban en el surrealismo, ella se enfocaba en “su realidad”. Destacando los autorretratos que solía pintar, los cuadros más famosos que conforman la gran obra pictórica de Kahlo,  son:Las dos Fridas”, “Viva la Vida”, “Unos cuantos piquetitos”, “La columna rota” y “Diego en mi pensamiento”.

Durante su vida, la pintora realizó diversas exposiciones en México y  en el extranjero, lo que dio paso a su reconocimiento internacional para finalmente morir en el año de 1954  cuando el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) le preparaba como homenaje nacional una muestra retrospectiva.

Actualmente se puede disfrutar de su arte, algunos de sus autorretratos se encuentran en el museo de Louvre en París, Francia, y algunos de sus cuadros se encuentran en diversas colecciones privadas de México, Estados Unidos y parte de Europa.