marina

Fundación de la primer Escuela Naval Militar en México

Suministrar el Capital humano necesario y competente, con el fortalecimiento de la incorporación de personal, basado en la gestión de sus competencias es el objetivo estratégico de la Escuela Naval Militar la cual prepara a los futuros Oficiales Navales del Cuerpo General.

La historia naval de nuestro país inicia desde 1886, cuando el Presidente Porfirio Díaz decretó los planes de estudio básicos para aquellos jóvenes que querían ser parte de la Marina de Guerra y los Pilotines de la Marina Mercante.

El problema surgió porque no había una institución ni inmueble dedicados específicamente a impartir los planes de estudio, por lo que el brigadier José María de la Vega planteó al presidente Díaz que se dispusiera de un terreno para la Escuela Naval Militar.

El 23 de abril de 1897 se firmó un decreto donde, Díaz establecía la Escuela Naval Militar en el puerto de Veracruz,  misma en la que se impartiría el plan de estudios que abarcaba instrucción científica, militar y práctica. Los requisitos para entrar eran: ser mexicano (nacimiento o naturalización), tener mínimo 14 años y no exceder los 18, certificado médico, buena conducta y saber escribir.

El 1 de julio de 1897 abrieron las puertas de la Escuela Naval Militar con 47 cadetes, en el puerto de Veracruz, mismos que aprendieron las últimas técnicas militares y navales, actualmente en ella se han forjado grandes Marinos y ofrece las Carreras de Ingeniería en Sistemas Navales (Cuerpo General), Ingeniería en Hidrografía (Infantería de Marina), Ingeniero Mecánico Naval, Ingeniería en Electrónica y Comunicaciones Navales, Ingeniería Aeronaval e Ingeniería en Logística, para ambos géneros.

En nuestra ciudad, la Escuela Naval más cercana es la ubicada en el Sector Naval de Topolobampo donde se imparten carreras para formar parte de la armada nacional siendo cuerpo general, cuerpo de prefectura o cuerpo de ingeniero y maquinas d electricidad o como para marino mercante, siendo piloto o ingeniero mercante.

Estas instituciones son de vital importancia ya que Salvaguardan la vida humana mediante operaciones de búsqueda y rescate en las zonas marinas mexicanas, así como Auxilian a la población en los casos y zonas de desastre o emergencia como las que suelen suceder cuando menos lo esperamos.