DSC_1180

Revive la época de oro del cine mexicano con el Concurso de Catrinas 2017

Una noche escalofriante, pero llena de creatividad y talento, se vivió este pasado 31 de octubre en el Centro de Innovación y Educación con el Concurso de disfraz “La Catrina” 2017, donde pudimos recordar a grandes intérpretes de la época de oro del cine mexicano como: María Félix, Pedro Infante, Jorge Negrete, Cantinflas, Tin-tan, La Tongolele, y muchos más.

El evento se llevó a cabo en el auditorio de dicho recinto, donde se dieron cita decenas de personas para apoyar a su concursante favorita y disfrutar de la pasarela, donde lucieron radiantes los bellos trajes confeccionados por los talentos diseñadores y portados con orgullo por sus bellas modelos.

Una de las sorpresas de la noche fue la presentación musical del Mariachi Castro y el Coro Infantil y Juvenil de Los Mochis, quienes deleitaron al público con piezas como: “Yo no fui”, “Nana Pancha” y “Amorcito Corazón”.

Como en cada edición de este concurso, quién robo miradas y captó por completo la atención del público fue la tradicional Catrina del CIE, creada nuevamente por el diseñador Reynaldo Medina Medina, quien esta vez nos ofreció a: “La novia del cine mexicano”. Una catrina muy bella que portó un hermoso vestido beige con elementos decorativos relacionados con el cine de oro mexicano y que portaba un bastón que a su vez era una cámara de cine antigua.

Luego de la presentación de todas las catrinas concursantes, el momento más esperado de la noche llegó. Los nervios se hacían presentes en cada uno de los participantes y el jurado calificador emitió el veredicto de los ganadores.

En la categoría niños y adolescentes el 1er lugar se lo llevó la Catrina “Dolores del Río” de Vanesa González Amaya, quien tuvo como modelo a Bárbara Castañeda González. El 2do lugar fue para “La Catrina Chata” de Manuel Alejandro Pérez Rojo, y su modelo Camila Gisel Castañeda Vázquez. Y el tercer lugar de esta categoría de lo llevó Catrina “La Tucita”, de Rosario López Valenzuela, quien tuvo como modelo a Keyla Giselle Espinoza Ávila.

En la categoría jóvenes y adultos, el 1er lugar fue para la catrina “Tributo a Tizoc” de Thomas Berumen y como modelo Valeria Cárdenas. El segundo lugar fue para “Doña Catrina Félix” de Omar Alonso Castañeda,  y su modelo Citlaly Guzmán Jauregui. Y, finalmente, el tercer lugar se lo llevó la catrina “Yolanda Montes: Tongolele” de Carolina Miranda García, con su modelo Brenda Negrete Beltrán.

Llenos de emoción, entusiasmo pero sobre todo satisfacción y orgullo, los diseñadores de los dos primeros lugares de cada categoría Vanessa González Amaya de la categoría niños y adolescentes, y Thomas Berumen de la categoría jóvenes y adultos, externaron respectivamente su agradecimiento y comentaron qué los inspiró a crear su Catrina.

“Nos sentimos muy contentas por tanto trabajo que hicimos las dos. Nos inspiramos en la actriz y quisimos caracterizar todos los detalles que ella tenía en la película. Los invitamos a todos a participar es una actividad muy bonita porque son tradiciones mexicanas y aparte la convivencia que se tiene con los hijos” comentó Vanessa González.

“La Catrina significa mucho para mí porque no solo era un tributo al cine mexicano, también era un homenaje a mi madre. Me siento muy satisfecho de proyectar un poco de mis sentimientos y haber obtenido el primer lugar. Desde que yo era pequeño la frase que mi mamá me decía cuando iba  adormir era “Yo te quiero más que a mis ojos”, entonces cuando dijeron el tema recordé la frase y la tomé como motivo de inspiración para hacer la catrina y el zarape fue algo que mi papá le regaló en su luna de miel; sí fue muy personal y significativo, fue una experiencia muy padre, algunas veces no sabemos nosotros mismos la capacidad creativa que podemos llegar a tener y es muy importante motivar este tipo de actividades” comentó Thomas Brumen.

De esta forma el concurso de disfraces “La Catrina” organizado por el CIE cerró con un rotundo éxito su octava edición consecutiva, motivando como siempre la creatividad y fomentando el cariño a nuestras tradiciones mexicanas del Día de Muertos, donde niños, jóvenes y adultos, conviven sanamente.