201610CsaludmentalTrinidadDuarte

Con dignidad el ser humano llega a ser lo que realmente es

Con el objetivo de hacer ver a las personas que son apreciados y significativos, pero sobre todo hacer ver que la dignidad es muy importante para el ser humano, se llevó a cabo la conferencia “Con dignidad el ser humano llega a ser lo que realmente es” impartido por la M.C. Trinidad Duarte Castillo el día 04 de octubre en el Centro de Innovación y Educación (CIE) durante el primer día de actividades del congreso Salud Mental.

Para Trinidad, la dignidad es igual que la identidad, es algo con lo que se nace y no debe ser quitado, es parte de nosotros y nos deja en claro que la dignidad es igual para todo ser humano, no existe persona que sea menos o más importante.

La dignidad tiene mucho que ver con lo que yo soy, “Digno” significa valioso, cada uno de nosotros somos valiosos y la dignidad es inherente e innata en nosotros desde que nacemos”.

Duarte Castillo comunicó que una de las raíces de las enfermedades mentales se debe a que el paciente se vea afectado con falta de dignidad, con falta de conocimiento de uno mismo.

“Los filósofos de la antigüedad decían “conócete a ti mismo”, si nosotros no conocemos realmente lo que somos, el potencial que tenemos, lo valioso que es el ser humano, obviamente vamos a batallar mucho”.

También hizo hincapié en que el ser humano se desenvuelve en cinco niveles, de los cuales dos son externos y los demás internos; pero los cinco son de suma importancia para el desarrollo de la dignidad humana.

Nosotros los seres humanos manejamos cinco niveles, está también inherente en el ser, el nivel de la espiritualidad, el nivel de lo emocional, el nivel intelectual, el nivel físico y el nivel social; y si esos cinco niveles no están en equilibrio, los seres humanos vamos a estar dándonos contra la pared, en cuestiones emocionales”.

Por otra parte señaló que las interrelaciones pueden afectar negativamente a la dignidad de una persona, incluso desde el momento de nacer, ya que a muy temprana edad somos afectados por las personas que están a nuestro alrededor.

“Tiene que ver con nuestras interrelaciones, tiene que ver desde que el pequeño nace, se va formando el ser por las relaciones que tenemos, nuestros primeros cuidadores, los que fungen como padres, van creando en nosotros, por modelaje, lo que realmente somos”.

Por último nos dio un consejo para hacer crecer la dignidad de los pequeños, para que no solamente crezcan con lo que ven en casa a causa de los padres, sino que tomen la parte buena de cada uno de los roles que ven en casa y se desenvuelvan en la sociedad.

“Hacer trabajo de nosotros mismos, como el escultor, ir sacando de nosotros todo aquello que recibimos de nuestros antepasados, de nuestras familias primarias y poder utilizar solamente aquello que nos sirve, que nos funciona y lo que no nos sirve, regresárselos imaginariamente a aquellas personas que están cerca de nosotros, cerrar los asuntos inconclusos del pasado, presentarnos en el presente y hacer un plan de vida diferente para nosotros”.